Repartidores de coste

Reparto de costes de sistemas centralizados
Calefacción Climatización ACS


La nueva normativa

Las comunidades de propietarios con sistemas centralizados de calefacción, climatización y/o agua caliente, según la directiva europea en su artículo 9 al 11 están obligados a instalar dispositivos de medición que controlen el consumo de cada vecino. Tienen de plazo hasta el 32 de diciembre del 2016.

¿Por qué es obligatorio?

Prácticamente en todas las comunidades con sistema de calefacción centralizados la mayor parte de la energía se despilfarra. A continuación le presentamos las causas más frecuentes:

  1. Los vecinos más próximos a la sala de calderas tienen exceso de calor y para combatirlo lo más habitual es ponerse ropa de verano y abrir las ventanas.
  2. Los vecinos que no habitan las viviendas dejan conectada la calefacción y a veces las ventanas abiertas.
  3. Los vecinos que viven solos en grandes viviendas conectan todos los radiadores aunque no haga falta.

Problemas

  1. A los vecinos más alejados de la caldera no les llega suficiente calor y pasan frio. Suelen ser los áticos y las viviendas más grandes las que menos se calientan y más pagan.
  2. El consumo de calefacción es excesivo. Se reducen las horas de calefacción y se invierte dinero para que la calefacción sea más eficiente, pero no para evitar el despilfarro.
  3. Enfrentamientos entre vecinos. Unos quieren cambiar sistemas individualizados y otros no quieren reducir el horario de calefacción mientras que otros quieren aumentarlo.

La solución

  1. Cumple con la normativa europea
  2. Elimina los problemas descritos
  3. Bajo coste de instalación
  4. Amortización de la inversión en el primer año
  5. Instalación rápida y sin obras

Cuando cada uno paga por lo que gasta

  1. Cuando los vecinos cercanos a la calefacción tienen calor cortan los radiadores.
  2. No abren las ventanas
  3. No van tan ligeros de ropa
  4. Las viviendas que no están habitadas la calefacción permanece apagada.
  5. Los vecinos que viven solos sólo conectan lo que necesitan

Beneficios

  1. Ahorro de un día para otro de más del 50% del total.
  2. Al cerrar los radiadores que no se necesitan el calor llega incluso a los más lejanos.
  3. Al reducir el consumo en un 50% se puede aumentar los horarios de calefacción.
  4. El que no usa calefacción no la paga.

¿En qué consiste?

  1. Se instala un contador repartidor en cada radiador.
  2. Cuando la comunidad lo decida se toma la lectura vía radio sin entrar a la vivienda.
  3. Se emite una factura con el gasto desglosado por habitación y proporcional al gasto general.
  4. Los gastos se reparten en gastos fijos 20% según cuota de participación en la comunidad.
  5. Gastos variables 80% según consumo de lecturas.

Para los más eficientes *opcional

  1. Zonificación por habitaciones.
  2. Permite controlar automáticamente cada habitación de forma independiente.
  3. Puede programar horarios con distintas temperaturas en cada habitación.
  4. Puede controlar la calefacción desde su teléfono.
  5. Se desconecta automáticamente si detecta ventanas abiertas.

Un ejemplo de proyecto

  • Consumo medio por vivienda al año 800€
  • Consumo total finca 80.000€
  • Consumo después de la instalación de contadores 36.000€
  • Ahorro anual 44.000€
  • Coste de instalación anual 6.600€
  • Beneficio anual 37.400€
  • Con este dinero ahora puede pensar en invertirlo en eficiencia de la caldera, iluminación, etc.
  • Ya no tiene que buscar financiación, con lo que ahora está derrochando lo podrá pagar.